10 cosas que tienes que hacer en Estambul

Estambul es probablemente una de las ciudades más visitadas del mundo, por eso hoy te queremos llevar con nosotros y mostrarte las 10 cosas que tienes que hacer en Estambul, ya sea tu primera vez, o como nuestro caso, ya hayas pisado esta ciudad en otras ocasiones.

La capital de Turquia está ubicada entre dos continentes Europa y Asía separados solo por el Bósforo, un río que conecta el mar de Mármara con el mar Negro. Su ubicación es solo uno de los motivos por lo que Estambul es tan fascinante.

La cultura, sus mercados, su gente y por supuesto, su gastronomía, hacen de esta ciudad un destino imprescindible para nuestras zapatillas.

Así que ajustaros los cordones porque arrancamos con 10  cosas que no te puedes perder en Estambul.

¡Fast post! muévete rápido por el artículo

Visitar Santa Sofía

En un TOP 10 de lugares a visitar en Estambul no podrá faltar nunca  Santa Sofía, una de las obras arquitectónicas más importantes del mundo y el monumento más importante para los Turcos. Y es que ya os adelanto que estamos ante una de las maravillas del mundo.

Se inauguró en el año 360, y hasta el año 1453 fue una antigua basílica patriarcal ortodoxa.

Pasaron los años y sus paredes guardan múltiples historias (por ejemplo que durante 57 años -de 1204 al 1261- fue una catedral católica). Pero llegó el año 2020 y el gobierno Turco tomó las riendas y la reconvirtió en Mezquita.

Desde Santa Sofía puedes disfrutar de uno de los espectáculos de la llamada a la oración más impresionantes, pues se llama a la alternancia con la Mezquita Azul, que se encuentra en frente.

PECULIARIDADES DE ESTE EDIFICIO

  • Llama la atención su enorme cúpula, de la que se dice que cambió la historia de la arquitectura. Además robustez no le falta, pues ha resistido a diferentes terremotos.
  • Por cierto, tenéis ante vosotros a la catedral más grande del mundo durante un periodo de 1000 años, puesto que le fue arrebatado cuando la catedral de Sevilla se finalizó.
  • La entrada es libre y gratuita. Tan solo tendrás que adaptarte a los horarios de la oración, que es cuando el acceso se restringe.
  • Todos lo que pasemos, tendremos unos protocolos de vestuario: descalzarse (hay cabinas en el interior gratuitas para depositar tus zapatos) y las mujeres cubrirse hombros y cabello. Si no dispones de un pañuelo, allí te dejarán uno, pero recomiendo que te lleves el tuyo durante todo este viaje, porque lo necesitarás en innumerables ocasiones.
  • Para mí sigue siendo la joya de la corona de esta ciudad.
  • Os recomiendo que si la queréis ver con calma (cosa que es difícil por algo es de los monumentos más visitado de Estambul), vayáis por la mañana y un día de semana.

Dejarte sorprender por la Mezquita Azul

Para visitar la Mezquita Azul, no tendrás que desplazarte mucho. Saliendo de Santa Sofía, sólo necesitarás dar unos pasos y alzar la mirada y ante tus ojos verás la también conocida como Mezquita del Sultán Ahmed I.

Esta colosal obra es fruto de la soberbia de este Sultán, que quería una mezquita más impresionante, más llamativa que Santa Sofía.

Esta soberbia le llevó a construir una mezquita con 6 minaretes, algo polémico en aquella época, pues emulaba a un edificio sagrado (La Meca) y no fue muy bien recibido.

La polémica se resolvió de una manera salomónica: se añadió un minarete más.

El tamaño de la Mezquita Azul es menor que Santa Sofia. Su cúpula central es de 23,5 metros de diámetro y 43 metros de altura.

Lo que más asombra es su interior, cubierto de 20.000 azulejos de color azul que decoran toda la cúpula.

Justo en nuestra última visita (año 2021), nos pilló en obras, y los andamios hace que no puedas disfrutar de esta joya en su máximo esplendor. La obra va para largo, así que paciencia.

INFORMACIÓN EXTRA

  • Horarios de visita: de 9 a 19 horas.
  • Cierra durante la oración para los turistas.
  • Entrada gratuita
  • Los protocolos de vestuario son idénticos a todos los espacios religiosos. Así que lo mismo que te he comentado en la Mezquita de Santa Sofía. Es importante que sepas cómo ir vestido y aceptar las reglas de cada lugar que visites. En caso de no estar conforme, es mejor no visitarlo.

Pasear por el Palacio de Topkapi

Seguimos en el mismo área. Y es que para conocer parte de los monumentos más importantes que visitar en Estambul no tendréis que desplazaros mucho (esto a los que no son de andar mucho, les gustará).

Si las dos mezquitas de las que hemos hablado están cerca, casi equidistante puedes tomarte con el Palacio de Topkapi.

The flag of Turkey, officially the Turkish flag on Topkapi Gate

Palacio de la Puerta de los Cañones, si traducimos su nombre (le viene dado por estar situado cerca de una puerta con ese nombre), fue el centro administrativo del Imperio Otomano, cuya construcción fue encargada por el Sultán Mehmed II.

El Palacio está situado sobre el Srayburnu, entre el Cuerno de Oro y el Mar de Mármara, por lo que cuenta con una increíble vista del Bósforo.

Aquí podrás ver un entramado de edificios, unidos entre sí por patios y jardines, que todo ocupa una superficie de la friolera de 700.000 metros cuadrados.

Entre sus muros guarda increíbles historias y es que este Palacio es un símbolo del poder que alcanzó Constantinopla como sede del Imperio Otomano. No te olvides de visitar el Harén, el Salón del Consejo Imperial o la Cámara de las Reliquias Sagradas, entre las que destacan varios objetos de Mahoma.

Si quieres saber más sobre este lugar, te recomiendo esta visita guiada gratuita: Haz click AQUÍ.

INFORMACIÓN EXTRA

  • Horarios de visita: de miércoles a lunes de 9:30 a 18:30 horas, siendo el último acceso a las 16:00.
  • Entrada sin colas: Al tratarse de uno de los espacio mas visitados, te encontrarás con un problema que personalmente me da mucha pereza: colas para conseguir tu entrada. Yo cada vez soy más amiga de reservar on line para la compra y saltaros las colas que se forman para las taquillas.                                                            Si tú también quieres reservarla, Haz click AQUÍ.  Eso sí… las de acceso al edificio son inevitables.

Conocer los alrededores de la Torre de Gálata

La Torre Gálata (que en un principio se llamó Chistea Turris), se construyó en 1348 como una expansión de la Colonia de Genoveses de Constantinopla.

La torre actual no es la misma que la antigua torre de Gálata, pues esta estaba en una ubicación distinta, que fue destruída durante la Cuatra Cruzada en 1204.

En los años 60, se comenzó a realizar obras, que pasaron por sustituir el interior de madera por una estructura de hormigón. Después de esta obra, se decidió abrir al público.

En la parte superior, hay un restaurante y una cafetería, donde podrás disfrutar de unas magníficas vistas. Tranquilos: hay ascensores, que ya se yo que estabais pensando en cómo acceder.

INFORMACIÓN EXTRA

  • Dimensiones: altura de 61 metros. El diámetro de la torre en la base es de 16,6 metros en el exterior y de 8,9 metros en el interior. Así que puedes hacerte una idea de hay unos muros sólidos de 3,7 metros de base y que por supuesto, según vas ascendiendo, van reduciendo su tamaño, hasta llegar a los 20 centímetros.
  • Horarios de visita: todos los días de 9:00 a 20:00 horas.
  • Precio de la entrada:  25 TL (2,20 ).

Perderte por la Plaza Taksim

Taksim significa en turco «distribución», de ahí que en la antigüedad este fuera el lugar donde se centralizaba la distribución del agua.

En la actualidad es una zona repleta de bares, restaurantes y alguno de los hoteles más lujosos de la ciudad. Por eso esta es uno de los lugares que los turistas escogen para alojarse en su viaje a Estambul (no es nuestro caso, aunque sí que nos hemos dejado perder por sus calles en innumerable momentos).

Su ubicación privilegiada hace que sea escogido como epicentro para la celebración de eventos públicos, pero también como punto de partida para hacer manifestaciones políticas. Nosotros os lo contamos en el vídeo que grabamos, que en la anterior visita, nos pilló una manifestación con tanques y militares colocados por todas las cornisas de los edificios. Suerte esta vez, que la vivimos con calma.

Desde esta plaza, surge una de las arterias comerciales de la ciudad: ISTIKLAL CADDESI o Avenida de la Independencia. Perderse por el bullicio de esta avenida ya sea caminado, o atravesándolo en su tranvía, es un imprescindible.

 

Regatear en el El Gran Bazar

Ir a Estambul y no visitar el Gran Bazar, es como ir a playa no mojarse los pies. Tienes ante ti uno de los mercados más grandes y más antiguos del mundo.

Y es que sus dimensiones pueden asustarte: más de 58 calles, con más de 4000 tiendas, este Bazar recibe diariamente entre 300.000 y 500.000 visitantes al día. Así que prepárate para dejarte llevar, o arrastrar.

El Gran Bazar quizá no sea el lugar donde encontrarás las mejore gangas. Es más, esta vez me encontré con demasiadas tiendas de imitación, lo que le hace que pierda un poco de autenticidad,… pero ¿quién soy yo para luchar contra la demanda?.

Lo mejor de este lugar, es dejarte llevar y asomar la cabeza a la rutina del lugar. Ver cómo juegan al backgammon​ en sus descansos, cómo disfrutan de mil y un tés mientras conversan o leen el periódico, o cómo toman una siesta… y es que son jornadas muy maratonianas dentro de estas paredes y el cuerpo se acaba resistiendo.

Si tu intención es comprar, prepárate para regatear y mucho. Ten claro que los primeros precios son muy desorbitados. Ten paciencia, y se constante.

INFORMACIÓN EXTRA

  • Horarios: abre de lunes a sábado de 8:30 a 19:00 horas. Domingos cerrado.
  • Medidas COVID: para acceder al interior tendrás que llevar puesta la mascarilla en todo momento. La realidad es que después los propios dependientes pasan de todo y van si ella. Pero ya sabes… responsabilidad individual se llama.

 

Dejar que tu olfato se vuelva loco en el Bazar de las especias

Localizado en el Eminono, muy cerca del Puente de Gálata, el Bazar de la Especias es otro de esos lugares imprescindibles. Y aquí además, los amantes de la fotografía se volverán locos con el espectáculo de color.

También llamado Misir Çarşısı, es uno de los mercados más antiguos de Estambul y uno de los mejores lugares de la ciudad para comprar productos típicos como como especias, dulces o frutos secos.

El bazar está construido en forma de L y cuenta con 6 puertas de entrada. Aquí los sentidos se ponen a mil y además en todos los puestos te van ofreciendo degustaciones. Aquellos que los dulces os apasionen, creedme que os digo que aquí tocaréis el cielo.

INFORMACIÓN EXTRA

  • Horarios: abre de lunes a sábado de 9:00 a 19:00 horas. Domingos cerrado.
  • Regatear es un verbo que utilizarás mucho. Si quieres comprar no es un mal lugar. Si bien yo soy más fan de salir de estos lugares turísticos y hacerlo en puestos donde compran los locales.
  • Medidas COVID: para acceder al interior tendrás que llevar puesta la mascarilla en todo momento.

Dejarte asombrar por la Mezquita de Suleiman.

Aquí nos encontramos ante una de mi mezquitas favoritas, no solo por su belleza, que la tiene, sino por el enclave donde está ubicada, rodeada de jardines y en una zona muy tranquila, que hace que puedas disfrutar con toda la calma.

Esta mezquita imperial otomana está ubicada en la tercera colina de Estambul y desde aquí podrás disfrutar de una de las panorámicas más conocida de la ciudad y visible desde todos los puntos.

Se dice que está inspirada en Santa Sofía (quizá de ahí me viene la predilección).

En el interior destaca por estar decorada con azulejos tradicionales y por contar con una cúpula de más de 23 metros de altura. Además su patio de más de 19.000 metros cuadrados, actúa como perfecto marco.

INFORMACIÓN EXTRA

  • Horarios: abre de lunes a sábado de 9:30 a 16:30 horas, excepto los horarios de oración.
  • Estás en un lugar sagrado, así que mismas normas de protocolo de vestuario que otras mezquitas. Por supuesto en la entrada, sino llevas algo tú, te lo cederán sin coste.
  • Entrada libre y gratuita. Los turistas tenemos dos accesos diferentes, pero vienen perfectamente indicados.
  • Medidas COVID: para acceder al interior tendrás que llevar puesta la mascarilla en todo momento.

Disfrutar de una jornada de relax en un baño Turco

Os podéis creer que había estado en varias ocasiones delante, pero nunca lo había podido vivir en carne propia. No se cómo había podido perderme esta experiencia.

Nosotros al ir en pareja decidimos escoger el baño turno en AGA HAMAMI. La experiencia inmejorable. Fuimos por semana y al medio día, y estábamos solos. Nos suministraron de todo (zapatillas, toallas, bata…), lo que también está genial para no cargar con ello y nos hicimos un completo con masaje incluido.

Empieza con una visita conjunta al baño turco y sauna, de forma libre. Allí estás un tiempo totalmente relajada, tumbándote en las piedras de mármol y dándote baños con las aguas calientes.

A continuación llega la parte de la exfoliación y limpieza, que realizan con un guante de KESSA. Y ahí es cuando llegan a capas superficiales de tu piel a base de frotar y frotar. La experiencia es agradable, pero asusta ver como pelas como una lagartija que está mudando.

Lo siguiente es relax puro con un baño de jabón, con pompas que te cubren el cuerpo y bajo las que acabas desapareciendo. Ahí te frotan como su fueras un bebé.

Para finalizar nosotros nos dimos un extra con el masaje. Ni qué decir que fue el cierre perfecto.

Precio de la experiencia completa: 35 euros.

Hacer un crucero por el Fósforo y Cuerno de Oro

Después de hablarte tanto de la localización de esta ciudad, está claro que recorrer el Bósforo en barco en un imprescindible que no puedes dejar pasar. Bordear el Cuerno de Oro, la parte más antigua de la ciudad turca. Desde el barco además podrás obtener otra vista de la ciudad muy diferente a la que obtienes desde tierra firme.

Y es que si Santa Sofía, el Palacio de Topkapi,  o la Torre Gálata  son bellas desde cerca, miradas desde el mar son increíbles.

Y para rematar la experiencia, bájate de la embarcación en la parte asiática y disfruta del atardecer mientras todos los puentes se llenan de pescadores lanzado sus cañas a la suerte.

Aquí te dejo un enlace para reservar tu crucero.

BONUS POST

Ya tienes ganas de ir a Estambul … ehhhh!! 

Pues aquí te dejamos un post con los requisitos para viajar a Turquía que te vendrá de perlas .

Y por último recordarte que en Turquía no nos sirve la tarifa europea de datos móviles así que te tocará adquirir una SIM para viajar a Estambul para poder disponer de internet.
Nosotros en este viaje a Turquía utilizamos las tarjetas de Holafly. Si quieres tenemos un 5% de descuento al comprarlas desde aquí Tarjeta SIM para viajar a Estambul si prefieres  la tarjeta eSIM para viajar  también la puedes adquirir desde aquí Tarjeta eSim

Comparte el artículo:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

– no te lo pierdas –

Artículos relacionados

Qué ver en SINTRA

Entre colinas y verdes pinares, se encuentran escondidos vestigios de lo que un día fueron impresionantes edificios y que actualmente guardan mil y una historias.

braga-que-ver-santuario-bom-jesus-do-monte

BRAGA, qué hacer en 1 día

Braga, también conocida como la «Roma Portuguesa» fue uno de los altos en el camino que hicimos en nuestra ruta por Portugal y hoy te

LxFACTORY LISBOA arte urbano y ocio

Histórico complejo industrial que alberga gran variedad de espacios artísticos, arte urbano y restauración: así es el LXFactory Lisboa arte Urbano y Ocio. Habíamos estado

LISBOA: qué ver EN 3 DÍAS

Tranvías que recorren las calles a ritmo de Fado. Calles empinadas repletas de lugares que visitar. Aire decadente con una mezcla de modernidad. Atentos a: