Y de repente, tras una curva inesperada del camino, aparece ante los ojos del caminante la visión cautivadora del pueblo de Beget, la joya arquitectónica de la Alta Garrotxa,  el recóndito diamante en bruto de la comarca“…

Estas palabras de  Josep Girona Casagran reflejan fielmente la sensación que te encontrarás cuando un gélido día de invierno vas en coche por esa serpenteante carretera, por la que por más que insistan en que es de ida y vuelta, yo sólo veo espacio para un carril, teniendo que cerrar los ojos y cortar la respiración cuando te encuentras un coche de frente….

Eso sí, la recompensa cuando estás caminando por sus calles, es grande.

Y es que por algo, Beget está incluido en el Inventario del Patrimonio Arquitectónico de Cataluña.

Beget pertenece a Girona, y tiene sus orígenes en la Edad Media. En tiempos antiguos su población fue abundante, pero hoy están censadas poco más de 30 personas y un magnífico perro con el que estuve jugando un buen rato y que me hizo sudar un poco…. (en el vídeo que hemos preparado en nuestro canal de YouTube podréis ver el juego que nos traíamos….),

La visita en enero y con las nevadas que por estas zonas caen, hacen que el turismo sea menor…pero me han contado que en verano, hay verdaderas riadas de turismo. Supongo que con la vegetación en flor y las plantas en pleno esplendor, el pueblo se verá precioso,…pero nosotros tuvimos un magnifico día de sol, lo que hizo que la piedra reluciera para las fotos.

Si vuestra intención es como la nuestra, la de hacer una visita relativamente corta, con poco más de una hora, podéis verlo. Eso sí, desde aquí, también tenéis la opción de tomar Beget como base para una ruta de montaña… Las subidas al Comanegra (1.557 m.) y al Pic de les Bruixes (1.393 m.) o la ruta entre Beget y Oix (13,5 km.) son algunas de las más visitadas.

El pueblo está separado por dos arroyos que están conectados por dos puentes de corte medieval.  

Este es el primero que te encuentras… tómalo como referencia si después quieres tomar un cafetín…nosotros aprovechando que el sol salió a saludarnos, lo tomamos en la terraza que hay afuera, con vistas al río…

El segundo puente te lo encuentras ya casi al finalizar la vista al pueblo, y como veis, el lugar es digno de captar todas las miradas.

El centro neurálgico es la iglesia de San Cristóbal, y alrededor de ella, se configura el antiguo Beget. NOTA. si la quieres visitar, tienes que pagar previamente 1 euro,…

Las construcciones son en su inmensa mayoría asentadas en piedra y mampostería y guardan de una manera bastante fiel el recuerdo de antaño, si bien para adaptarlas a los tiempos actuales, los materiales se han tenido que renovar. Pero en general, se respira ese ambiente de Edad Media por todos los lados.

Ahh y si vuestra intención es la de hacer escala en el pueblo y queréis alojaros allí mismo para poder disfrutar de esas rutas tomando como central Beget, os paso información de las opciones que tenéis:
– el Hostal El Font, (a partir de 47 euros persona/día con desayuno incluido, taxas no incluidas)
– Mas El Tubert de Bolòs
– Mas El Molladar (desde 97 euros en temporada baja y que cuenta con piscina climatizada, detalle para los que vayáis por allí en verano…).

Por supuesto en esta zona, la gastronomía es muy buena,…así que no dejéis de pasar la oportunidad de sentaros en una mesa, y disfrutar de sus platos tradicionales….

Nosotros teníamos plan para la tarde, así que sólo tomamos algo para entrar en calor,…pero las opciones de cuchara eran muy apetecibles.

Y hasta aquí nuestra visita a Beget,…Pero tranquilos, si con las fotos no os habéis podido percatar de todo el encanto de este pueblo, os hemos preparado un vídeo en nuestro canal de Youtube.

Seguimos en ruta, y por supuesto, pegados a nuestras cámara para poder contaros todo tanto por el blog, con el punto de vista de mi cámara, y en el canal de Youtube de Zapatillasporelmundo

SÍGUENOS para estar al tanto de todo: 

FACEBOOK