Comienza a oler a vacaciones….
No se a vosotros, pero yo, mis vacaciones las disfruto ya mucho antes de estar en el destino: el preparatorio es para mí tan satisfactorio, que ya mi mente empieza a desplazarse, a dejarse llevar, a relajarse,… (pero esto es un secreto entre tú y yo…, que no se enteren de esto en el gobierno, que con lo de moda que están los recortes, igual les da por contabilizar mi capacidad de “disfrutona”, como periodo vacacional…).
Los que me conocen o me siguen desde hace algún tiempo, sabrán que una de mis grandes pasiones es viajar (INDIACATALUÑAKOH KUTMARRAKECH, …) No lo puedo hacerlo todo lo que desearía, básicamente porque la cartera no acompaña. Así que desde aquí quiero dejar constancia, de que si algún departamento de turismo de un país recóndito, agencia de viajes, o simplemente algún alma caritativa quiere hacer una donación a mi causa, por supuesto que se manifieste: caeré rendida a sus pies.
Pero vamos a la faena. Yo soy lo que se conoce como una viajera low cost… pero de las de verdad, lo dice hasta mi tarjeta.
Investigo en mil y una webs de viajes, en la búsqueda del “chollo vuelo”. Tengo la suerte de poder amoldar mis vacaciones a la fecha que mejor me convenga (dentro de unos límites claro está), y por otro lado, me gusta viajar por octubre / noviembre, porque cuando aquí está ya entrando el invierno, yo vuelvo a desempolvar las chanclitas, los pantalones cortos, las camisetas de tirantes…. Es como alargar el verano.
Después de unos meses durando si volvíamos a India o no, al final ….este año hemos optado por Vietnam, y quien sabe si Laos, pero volvemos a entrar por Tailandia ( además aquí no tenéis problemas de visados. Las autoridades talinesas hace años eliminaron la tasa, para promover el turismo).
Los vuelos a Bangkok son una buena opción. Además pisaré Bangkok por temas de trabajo (un trabajo de los que me encanta…. ojeadora para tiendas: me encargo de hacerles las compras adaptadas a sus estilos. Ya os contaré cosinas durante el viaje sobre esto, que me consta que el año pasado gustó mucho).
Bangkok pues es nuestro aeropuerto de entrada y también el de salida ( salgo de madrid, haciendo escala en Londres, y de ahí directo a Bangkok. Precio del vuelo 503 euros, incluidas las tasas del pago con tarjeta,… un chollo, que buscando e investigando un poco en internet está al alcance de un click). Hacer el viaje de esta manera hace que te ahorres bastante dinero en los vuelos,… también tiene sus contras (regresar en fecha al punto de partida, es restar tiempo a ver otras zonas,… pero en nuestro caso, los dos/tres últimos días son para compras personales y creedme: esas son sumamente importantes!).
En esta ocasión Tailandia lo pisaremos poco: nuestra intención es irnos directos a Vietnam. Para ello, y después de mucho investigar las opciones más sencillas y económicas, era entrar al país directamente por aire, pues el visado es mucho más rápido.
Por supuesto que si no quieres complicaciones, existe la posibilidad de que lo gestiones todo desde España.
En redes sociales la gente siempre me pide datos exactos de dónde, cómo, cuándo, webs donde conseguir la información… así que aprovecharé el blog para comentároslo todo. Disculpas pido por adelantado por tanto dato, pero a los que nos gusta buscarnos las habichuelas viajando, nos alimentamos de post y comentarios en foros de lo que han experimentado otros…
Visado para Vietnam:
la verdad es que hay miles y miles de líneas escritas sobre este tema. Yo después de la liada que tuve en Camboya el año pasado (da para un post enorme, pero en resumen es, que en mi empeño de no pagar lo que ellos querían, tuve que ponerme muy seria), he decidido planificarlo un poco más.
Por supuesto puedes entrar por tierra, pero desde Bangkok, pillaremos un vuelo a Ho Chi Ming porque al no llevar muchos días, las distancias requieren ir quitándose obstáculos, además de que comprándolos ahora, los precios son bastante asequibles.
Lo que yo he solicitado es el VISADO ON ARRIVAL. Se conoce así a una carta de aprobación que expide el Departamento de Inmigración de Vietnam, pero que está gestionado por agencias vietnamitas. Solicitarlo es muy fácil, y lo puedes gestionar on line. Eso sí: este método sòlo es válido para entrar por aire.
Para hacerlo entras en esta web y rellenas el formulario que te aparece en el lateral izquierdo. Para una persona el coste es de 18$, de dos a cuatro personas 16$/pax, y a partir de cinco personas, el precio te baja a 14$/pax … así que si conocéis a gente interesada en ir a este país, se podría hacer la tramitación en grupo.
Es importante que te fijes muy bien en los campos, pues eso que tú escribas será el fiel reflejo de lo que después te llegará por escrito.
Una vez rellenada la ficha, dale a “next step” y automáticamente te envían un mail para que verifiques los datos incluídos con un link de “pago seguro”.
Realizas el pago y en mi caso en menos de 24 horas tenía la carta de aprobación en el mail.
Primera hoja de la Visa On arrival para Vietnam

Primera hoja de la Visa On arrival para Vietnam
Llama la atención que en la misma carta, incluyen datos de varias personas, incluso de otras nacionalidades… gente que incluso va en fechas diferentes a las tuyas. Es normal… no os asustéis. Salvo por el pequeño detalle de que tus datos se los han enviado a otras personas, no hay mayor problema y supongo que hablar aquí de ley de protección de datos, es de risa….
Junto con las dos hojas que deberás de llevar impresas, hay un documento más, que, o bien puedes rellenar allí directamente, o ganar tiempo y hacerlo ahora, y evitarte cumplimentarlo de pie, mientras esperas la cola, buscas un boli…Este documento lo podrás descargar de este link:
APPLICATION FOR ENTRY AND EXIT VISA
Esta documentación la tendrás que presentar por duplicado, y acompañada de dos fotos de carnet tamaño 4 x 6 y por supuesto de 25$ por cabeza…. eso que no falte.
Cuando desembarcas, te diriges directamente al mostrador, con toda esta documentación
visa vietnam

visa vietnam
Allí te ponen esta pegatina tan bonita …
Ejemplo de la pegatina que te pondrán en el pasaporte (visado vietnam)

Ejemplo de la pegatina que te pondrán en el pasaporte (visado vietnam)
y….. Bienvenidos a Vietnam!!
En total, el visado te puede costar como mucho 33 euros frente a los 65€ + gastos de envío, del sacado en España.
La verdad es que los trámites son muy rápidos. Por supuesto que existen algunos detalles que no son tan magníficos de comentar, pero que creedme que pueden ocurrir. Son los relacionados con lo que vamos a llamar autoridades que se aprovechan un poco de su posición… Es algo así lo que intentaron conmigo en Camboya (lo que os comentaba líneas más arriba), pero con saberlo, y tener claro que no les dejarás que te tomen el pelo…
CÓMO EVITAR PILLAR CABREOS?…. os cuento algunos que podremos evitar.
1) llevar moneda de dolar ya cambiada. Si vas con euros, no hacen la conversión de la moneda. Y claro, 25 dólares, no son 25 euros aquí,… pero para ellos sí. Así que mejor evita ya ese detalle: conseguir dólares es fácil y te lo cambian en cualquier aeropuerto o incluso tu banco desde españa.
2) dos fotos de tamaño carne: las fotos allí te las pueden hacer, pero las cotizan caras. Si no quieres pagar la primada, ya sabes… No obstante, cuando se viaja sin rumbo cerrado como es mi caso, llevar unas cuantas fotos de carne encima nunca va mal. Yo por ejemplo llevaré más, porque igual también me paso por Laos,…
3) Comprobar que te quedan por lo menos 5-6 hojas libres en el pasaporte. A mí el año pasado en Camboya me las contaron una a una. Yo cuando viajo, les pido en las fronteras que aprovechen las hojas. Se mueren de risa, me como les pongo carina de buena no se me resiste ninguno…
Igualmente, y a pesar de todo, igual un eurín o dos te los van a pedir bajo manga. En Camboya había gente que pagó unos 40 euros más por cabeza, por no discutir y por “miedo”. A mí, después de plantarme, me pidió lo que al cambio eran unos 2 euros. Por ese dinero ya no discuto francamente… Se los doy y salgo rápido: no hay que olvidar que por justo o injusto que sea el asunto, te pueden tener allí esperando el tiempo que ellos deseen. Al final todas estas historias queda para el diario de anécdotas, las que después compartirás con tus amigos a modo de batallitas… y es que, qué sería de un mochilero sin estas aventurillas?.
En que fase me encuentro ahora??. Pues en la de ir leyendo cosinas por foros, mirando la guía de viaje (yo siempre llevo como referencia a Lonely Planet),mirando videoblogs de otros viajeros…
Tendremos 25 días, así que es importante ir con alguna idea de las paradas que se pueden hacer, aunque después os digo, que vamos tomando decisiones en el mismo día en función de lo que nos inspire el sitio, la gente que nos encontremos,… Desde hace ya unos cuantos años,decidí que este sería mi estilo para viajar: nada cerrado, tomando decisiones sobre la marcha.
La primera vez que lo llevé a a cabo fue en mi viaje a India, y desde aquel mismo instante, supe que un cambio muy grande se había producido en mí a la hora de viajar.
Puede que no sea la manera más comoda, o la más sencilla. Pero creedme cuando os digo que desarrollas un instinto especial,una capacidad negociadora, un sexto sentido para tratar con el contrario, que no aminora la barrera idiomática.
Viajando he aprendido a mirar a los ojos, he descubierto otra Ana. Me he visto a mi misma enfrentarme a dificultades de todo tipo. Y eso, me ayuda después a plantarme en reuniones de las denominadas “complicadas” en mi trabajo.
Pero sobretodo,he descubierto que viajar me da la felicidad, libertad de mente y apertura de horizontes: y eso me hace crecer.
Ahora toca seguir preparando las vacaciones. Huele a vacaciones, pero hasta el día 31 de septiembre,no llegarán….
Instagram: @ana_penadesuerte
Twitter: @penadesuerte
Facebook: Ana Rellán Blog
Web de la marca de ropa: PenadeSuerte